Noticias

UFRO lidera desarrollo de innovadora tecnología para tratar el cáncer

04 Diciembre 2018

Bajo la dirección del académico, Dr. Rodolfo Figueroa, un equipo multidisciplinario de investigadores de instituciones nacionales y extranjeras trabaja en una investigación que se traduce en el desarrollo de una nueva innovación de alta tecnología que ha sido denominada CONVERAY®, dispositivo similar a un lente de rayos X, capaz de generar un haz convergente de rayos de alta energía.

Al año más de 8,5 millones de personas en el mundo contraen cáncer, una cifra que se vuelve aún más alarmante cuando se suma la falta de tratamientos efectivos, con daños colaterales y costosos. Ante este preocupante panorama, en la Universidad de La Frontera (UFRO) se gesta un novedoso trabajo de investigación para desarrollar una tecnología capaz de optimizar el recubrimiento del tumor y reducir la duración de un tratamiento de radioterapia.

Bajo la dirección del académico del Departamento de Ciencias Físicas y director del Centro de Física e Ingeniería en Medicina (CFIM) de esta Casa de Estudios, Dr. Rodolfo Figueroa, un equipo multidisciplinario de investigadores de instituciones nacionales y extranjeras trabaja, de manera mancomunada, en una investigación que se traduce en el desarrollo de una nueva innovación de alta tecnología que ha sido denominada CONVERAY®, dispositivo similar a un lente de rayos X, capaz de generar un haz convergente de rayos de alta energía.

Este dispositivo, diseñado para ser adaptado a los actuales equipos de radioterapia, permitirá al equipo médico realizar un tratamiento focalizado y más efectivo, al concentrar la dosis en el tumor y disminuir los efectos secundarios.

¿Qué pasaría con la distribución de dosis si el haz principal fuera convergente en vez de divergente, tal como lo es hoy día? Esa fue la interrogante que dio pie a esta investigación, a mediados del 2010, y cuyos resultados enmarcados en la primera etapa del proyecto con financiamiento FONDEF “Desarrollo de un Prototipo de Haz Convergente de Fotones X Adaptable un CLINAC para Aplicaciones en Radioterapia y Radiocirugía”, fueron presentados a la comunidad, en una ceremonia que convocó a representantes del mundo de la academia y del sector público y privado.

De características únicas en el mundo, este prototipo ya ha generado la atención de las mayores multinacionales fabricantes de esta tecnología, como lo son Varian, de Estados Unidos y Elekta, del Reino Unido, quienes invitaron a sus respectivas casas matrices, en California y Londres, a los investigadores de este proyecto para discutir potenciales opciones futuras de colaboración y de introducción al mercado.

“Hoy hemos finalizado la primera etapa de este proyecto, con la presentación del primer prototipo adaptable de este innovador dispositivo de radioterapia de haz convergente de alta energía, tecnología que esperamos esté disponible dentro de los próximos 5 años”, explicó el Dr. Rodolfo Figueroa.

Sobre este desarrollo y colaboración con la industria, el Dr. Renato Hunter, vicerrector de Investigación y Postgrado de la UFRO, destaca que “para nosotros es importante mantener una activa participación en proyectos de investigación y más si estos están ligados con la industria. El ejemplo del proyecto del Dr. Figueroa es un hito a considerar, dado que la tecnología que ha desarrollado es de de gran calidad y que lógicamente nos pone en la mira del desarrollo tecnológico a nivel mundial”.

Laboratorio búnker

Para hacer realidad esta innovadora tecnología, la Universidad de La Frontera realizó también una importante inversión para contar, en sus dependencias, con un laboratorio bunker que alberga un acelerador lineal, donado a la UFRO por el Centro Médico Oncológico “Oncorad Ltda.”, para realizar las primeras pruebas operativas del primer prototipo Converay.

Como principales características, este laboratorio blindado de 250 metros cuadrados de hormigón armado, con salas ubicadas a cuatro metros de profundidad, posee un acelerador lineal de electrones LINAC 6 MeV (Linear Acellerator de 6 millones de electronvolt) y pronto se instalará un tubo de rayos X convencional que posee energía del orden de 150 KV (150 mil eV) para otro proyecto relacionado con cáncer, entre otras fuentes de radiaciones y equipamiento de alto nivel, además de una sala ultra limpia, único en la región para realizar estudios que requieran de un ambiente de esta naturaleza.

Una vez concluido este proyecto, el Dr. Figuera no duda en señalar que este laboratorio, que forma parte del Centro de Física e Ingeniería en Medicina (CFIM) y en el que se espera llevar más adelante también prestaciones de servicio de radioterapia animal, hoy en día inexistentes, estará disponible para investigaciones y entrenamientos pre-clínico de estudiantes del Magíster en Física Médica y de la carrera de Tecnología Médica y otros profesionales relacionados con el área, tanto de esta casa de estudios como de otras instituciones.