Noticias

U. Mayor firma convenio con Juzgado de Familia de Temuco que beneficia a personas de la tercera edad

29 Noviembre 2019

La Clínica Jurídica de la sede, a través de sus abogados y estudiantes, será la encargada de asumir como curador de adultos mayores en situación de vulnerabilidad que no pueden concurrir a Tribunales por sus propios medios.

La Universidad Mayor y el Juzgado de Familia de Temuco suscribieron un convenio de cooperación, en el que abogados y estudiantes de la Clínica Jurídica de la Sede Temuco, asumirán como curadores de personas de la tercera edad que se encuentren afectas a situaciones de vulneración o violencia intrafamiliar, representando sus derechos ante Tribunales.

“Para nosotros es un honor que el Tribunal de Familia de Temuco haya confiado en nuestra Clínica Jurídica, unidad con vasta experiencia que sabemos cumplirá con el máximo rigor con este compromiso que potencia el rol de nuestra universidad en su vinculación con el medio para el bienestar de los adultos mayores de La Araucanía”, señaló Gonzalo Verdugo, vicerrector regional de la Universidad Mayor.

Para la puesta en práctica de este convenio —que permite que profesionales abogados que están en procesos formativos se vinculen en una etapa temprana con personas vulnerables— se designará una Comisión Permanente de Administración, integrada por la juez presidente del Juzgado de Familia de Temuco, Tania Zurita, y la directora de la Clínica Jurídica, Claudia Matus.

Precisamente, la magistrado Tania Zurita, explicó que “hace varios años atrás nos dimos cuenta que había una imposibilidad de poder asistir al tribunal, a las audiencias, de muchos adultos mayores que estaban en situación de vulnerabilidad, y que no teníamos posibilidad de que el tribunal pudiera acceder a ellos en sus domicilios, o establecimientos hospitalarios”.

Por lo mismo, se realizaron gestiones con diferentes clínicas jurídicas de Temuco, en especial con la de la Universidad Mayor, “en atención a que ejercen labores de excelencia en este tribunal. Ellos tuvieron la valentía y brindaron el apoyo a esta iniciativa, señalando que estaban en situación de representar a estos adultos mayores que no podían ejercer válidamente sus derechos”.

Oportunidad

Lo anterior, se transforma en una oportunidad significativa para los profesionales en formación de la Sede Temuco y para adultos mayores que hoy no pueden ejercer sus derechos.

Así lo sostuvo la directora Claudia Matus, ya que “nuestros estudiantes podrán asumir esa defensa como curadores, lo que implica conocer al adulto mayor, que muchas veces está postrado y que está impedido de poder señalar o asistir a Tribunales a decir qué es lo que le está ocurriendo”.

De esta manera, los estudiantes de la Sede Temuco se transforman en el intermediario entre el adulto mayor y el Tribunal. Por lo que, “podrán aportar a uno de los problemas sociales de relevancia para la Región, que es esta situación que viven muchos adultos mayores en situación de vulnerabilidad”, precisó Claudia Matus.