Noticias

Médicos de la U. Mayor realizan atenciones en línea a pacientes de la región

19 Mayo 2020

Debido a la emergencia sanitaria por Covid-19, el número de teleconsultas se ha incrementado. Así lo advierte José Luis Calleja, director regional de Medicina de la Universidad Mayor, quien explica que, a través de esta modalidad, buscan garantizar la atención a comunidades con brechas de acceso a la salud.

Cerca de 50 médicos docentes de la sede Temuco se encuentran realizando teleconsultas a pacientes de diversas comunas de La Araucanía. “Buscamos garantizar equidad y oportunidad de atención en salud a zonas que presentan brechas de acceso”, dice José Luis Calleja.

El director regional de Medicina de la Universidad Mayor, quien atiende en línea desde que el Gobierno decretó Estado de Catástrofe, asegura que esta modalidad, junto con reducir traslados innecesarios a establecimientos de mayor complejidad, optimiza el “recurso cama”.

Pero, ¿en qué consiste la teleasistencia? Según explica el académico, corresponde a la prestación de servicios de medicina a distancia, a través de las tecnologías, con el objeto de intercambiar datos para realizar diagnósticos, preconizar tratamientos y prevenir enfermedades.

Para ejercerla, detalla el médico internista, existe un protocolo guiado por el Plan de Respuesta Covid-19 del Servicio de Salud Araucanía Sur (SSAS).

“La Unidad de Telemedicina nos contacta con el médico tratante, ya sea por Zoom, Teams o videollamadas, y hacemos las recomendaciones. También, cuando el paciente egresa y está en forma ambulatoria, los médicos generales o directamente nosotros, los especialistas, los contactamos para realizar el seguimiento”, agrega.

Las indicaciones de exámenes y de medicamentos se registran en el sistema y es el propio paciente quien puede acudir al establecimiento para realizárselos o solicitar la entrega en su domicilio, respectivamente.

—¿Cómo evaluaría esta modalidad de atención?

—Es una gran experiencia. Si bien se venía utilizando, nos hemos visto obligados a aumentar su realización, para brindarle oportunidad y equidad en la atención a los que lo necesitan. De igual forma, se necesita capacitación para resguardar elementos como el registro de la atención y la confidencialidad de los datos obtenidos con el consentimiento verbal del paciente beneficiado; y, a la vez, nos permite, como docentes de la Universidad Mayor, la  transferencia de conocimiento y experiencias con los colegas en el manejo de las patologías.

Teledermatología

Desde hace un mes y medio que la Dra. Belkis Leal realiza su trabajo, a través de la teledermatología, recibiendo —principalmente— consultas por “enfermedades inflamatorias de la piel y tumorales”.

La información llega a su teléfono móvil directo desde sus pacientes del Hospital de Nueva Imperial y de la Clínica Icos de Temuco. “A través de textos e imágenes, podemos realizar diagnósticos, tratamientos y seguimientos”, asegura.

Según cuenta la académica de la sede Temuco, esta modalidad le permite seguir cumpliendo el rol para el cual se formó, ayudando a resolver o palear situaciones que preocupan a quienes hoy viven en confinamiento.

Así, “mejoramos el acceso a la medicina especializada a pacientes hospitalizados, a quienes están en hogares de anciano o en zonas lejanas. Es una manera de disminuir listas de espera, en medio del aumento de consultas dermatológicas y con los policlínicos suspendidos”, agrega.

En transformación

Para la especialista, la relación médico-paciente se está transformando en medio de esta pandemia, y lo hace bajo estrictas medidas de confidencialidad. Por otra parte, la teledermatología ha demostrado ser una herramienta poderosa, tanto para detectar casos oncológicos e inflamatorios, como otras enfermedades.

Una ventaja que identifica la Dra. Leal es que la atención de salud online reduce el tiempo de espera entre el diagnóstico y el tratamiento. “Pienso que estamos democratizando la medicina especializada, porque la estamos haciendo llegar a muchas más personas”, concluye.