Noticias

Estudiantes de la U. Mayor realizan internado en nuevo box de Terapia Ocupacional en Hospital de Victoria

22 Junio 2018

Este espacio entregado por el centro asistencial constituye un avance en las condiciones para el desempeño de los alumnos.

Este miércoles 20 de junio fue inaugurado el box para atención de Terapia Ocupacional al interior del Hospital San José de Victoria, uno de los campos clínicos donde se desempeñan como internos los estudiantes de la U. Mayor.

El director del centro asistencial Roberto Gormaz convocó a una recepción tanto para autoridades del mismo hospital como para docentes y alumnos, además de algunos de los pacientes que acuden regularmente para tratar distintas afecciones.

Soledad Henríquez, directora de la carrera de Terapia Ocupacional (T.O.) valoró y agradeció la inversión realizada para un espacio exclusivo dedicado a la disciplina. “Este campo clínico tiene gran importancia para nuestra carrera, donde hemos marcado presencia gracias a uno de nuestros docentes, Roberto Nieto – a cargo del trabajo dentro del policlínico al que pertenece la unidad de T.O., y con dos internos cada semestre”.

El trabajo conjunto entre esta carrera y el Hospital San José comenzó en julio de 2016 a través de intervenciones puntuales. Se fue ampliando hasta la presencia que la Universidad Mayor marca en la actualidad, con el profesional a cargo Roberto Nieto – 22 horas de trabajo entre lunes y jueves- supervisando más de 60 atenciones mensuales.

Katerine Peña, una de las actuales internas, revela que gran parte del trabajo destinado a que las personas puedan retomar sus actividades diarias lo dedican a “adultos mayores y al trabajo con órtesis. Hay mucha gente que viaja especialmente para ser atendida, personas que han sufrido accidentes y no fueron tratados desde un inicio u otros que sufren problemas de larga data, como la artrosis reumatoide”.

Dicha afección es la que sufre Karla Azócar (32), quien por su diagnóstico incluso vio peligrar su opción de ser madre. Hoy, con dos hijos y tres años siendo atendida en el Hospital San José. Viaja semanalmente desde Traiguén y cuenta que ha visto pasar “muchos estudiantes de la universidad desde que me atiendo aquí y siempre ha sido un trato muy cercano. Durante harto tiempo tuve que viajar a otros lados, a Temuco principalmente, donde nunca tuve muy claro lo que debía seguir, a diferencia de la atención que tengo ahora”.