Noticias

Comunidad UC Temuco va en ayuda de familias de escasos recursos

29 Mayo 2020

Productos que brotan en nuestro campo experimental en Pillanlelbún, con otros alimentos no perecibles, fueron entregados a personas con problemas económicos en el sector de Pedro de Valdivia.

Estudiantes, académicos y funcionarios de la Facultad de Recursos Naturales de la UC Temuco se organizaron en una campaña para favorecer a algunas familias de bajos recursos del sector Pedro de Valdivia de Temuco, donando alimentos no perecibles y frutos que se cosechan en el campo experimental de la Unidad de Docencia Práctica Pillanlelbún.

Según explica Jorge González, académico investigador del Departamento de Ciencias Agropecuarias y Acuícolas de la Facultad mencionada, la acción está motivada por la delicada situación económica que viven personas sin trabajo ni ingresos. “Esta es una iniciativa de todos los profesores, administrativos y estudiantes de la Facultad de RRNN en conjunto con la Pastoral, de poder contribuir con una canasta de alimentos básicas que también son alimentos que salen de nuestro predio experimental”, indicó Jorge González, académico investigador del Departamento de Ciencias Agropecuarias y Acuícolas de dicha Facultad.

Desde el predio de estudio agropecuario extrajeron 15 mallas de 10 kilos de papas Patagonia y bandejas de 12 unidades de huevos, los que con $500.000 en abarrotes fueron repartidos -en coordinación con la Pastoral Universitaria de nuestra Universidad- a 15 familias gracias a la coordinación de la Parroquia La Anunciación de Señor, ubicado en Pedro de Valdivia.

Según el Decano de la Facultad de RR.NN., Iván Valdebenito, la actividad se enmarca “en las actividades propias del Sello Institucional que tenemos como Universidad de ser humanistas cristianos”, y además de ayudar a la gente permite “enseñar a la gente el valor que tiene la producción de alimentos en una pequeña agricultura familiar campesina”.

Junto a Jorge González, el director de la Unidad de Docencia Práctica Pillanlelbún, Nelson Ormazábal, y el administrador del predio de 35 hectáreas, Omar Ávila, cargaron los alimentos en una camioneta y los repartieron en terreno. Además de las cajas, donaron galletas fabricadas por funcionarios de la Facultad y semillas para otros alimentos, como porotos y cilantro.

“Es muy necesario, porque hay hartas familias que lo están pasando mal. En realidad, siempre hay familias que la están pasando mal, pero en este momento se ha agudizado la crisis. En la comunidad tenemos por lo menos tres familias con problemas económicos, siempre, pero ahora han ido aumentando”, dijo Carmen Alarcón, coordinadora de Acción Social de la parroquia favorecida.

Algunas canastas fueron entregadas directamente a algunos vecinos del sector, mientras que el resto quedó en los salones de la parroquia para su distribución posterior. “Es como el sello de la Universidad Católica de Temuco también: la solidaridad, el ayudar al prójimo”, concluyó Carmen Alarcón, quien agradeció a la UC Temuco “porque se pueden poner en el lugar del más necesitado”.